11+1 actividades que puedes hacer en París en Navidad

  • Duración de hasta 2 horas y media
  • Valoraciones muy positivas
  • Guías
    Profesionales
  • Tours
    a diario
  • Completamente en español
Así es como hacemos nuestros tours

La capital gala es una de las ciudades más encantadoras del mundo, pero si además se suma que el momento elegido para visitarla es Navidad, es probable que muchas personas sufran el denominado Síndrome de Stendhal, una sensación absoluta de éxtasis al descubrir lugares hermosos. La Navidad en París es sinónimo de mercados navideños, paseos por el río Sena, visitas a Notre Dame o disfrutar de la iluminación de la Torre Eiffel.

Quédate con nosotros y descubre al menos 11 actividades para disfrutar de los últimos días del año en la capital francesa. Ah, y si tienes tiempo y tu presupuesto te lo permite, alarga tu estancia navideña hasta el Año Nuevo, pues hay zonas de la ciudad que se transforman y son un auténtico recital, como por ejemplo los Campos Elíseos.

Caminar por los Campos Elíseos iluminados

París es todo el año la Ciudad de la Luz, pero cuando llega Navidad lo es, si cabe, aún más. Entre finales de noviembre y principios de enero sus calles se engalanan y se transforman, dando lugar a un verdadero espectáculo cada noche durante más de mes y medio.

Hay muchas calles y avenidas donde las autoridades municipales instalan estas fuentes de luz, especialmente por el centro de la ciudad, pero si hay que destacar alguna esa es sin duda su avenida más emblemática, los Campos Elíseos.

Una buena oportunidad para no perderse ningún detalle de esta gran exhibición de color y felicidad es con la mano de un guía, que te contará curiosidades sobre las tradiciones navideñas de París, te llevará a degustar macarons, te hará mucho más amena la historia de este enclave de la ciudad y podrás alcanzar finalmente el Arco del Triunfo, el monumento más destacado en los Campos Elíseos.

Con casi dos kilómetros de longitud, y fuertemente asociada al Tour de Francia, donde finaliza la carrera prácticamente todos los años, los Campos Elíseos es la calle más bella y conocida de París, además de una de las avenidas más famosas del mundo.

Esta gran arteria luce especialmente bella en Navidad, por ello te animamos a descubrirla. Para ello basta que pasees por ella a partir de las 18:00 horas y hasta medianoche en todo el mes de diciembre. Ah, y si deseas pasar el fin de año en París, los Campos Elíseos permanecerán iluminados toda la noche, al igual que ocurre en Nochebuena.

Campos Elíseos durante la Navidad en París
Avenida de los Campos Elíseos con la iluminación de Navidad

Deleitarse con las luces en la Avenida Montaigne

Una de las vías perpendiculares a los Campos Elíseos, a mitad de camino entre el Arco del Triunfo y la Plaza de la Concordia, es la Avenida Montaigne, que es otro de los centros neurálgicos de París en Navidad.

Aquí la iluminación navideña es tan fulgurante como lo es en los Campos Elíseos, y además se suma el propio encanto de esta calle, con sus boutiques de alta costura y los lujosos edificios residenciales.

Chanel, Louis Vuitton, Saint Laurent Paris, Prada, Gucci, Chloé, Céline o Christian Dior tienen su sede en este espacio. Y es que no cabe duda de que la principal ciudad de Francia es uno de los puntos clave para la moda mundial. De hecho, esta industria mueve en torno a 150.000 millones de euros anuales y emplea a un millón de personas.

En Montaigne, además de descubrir los escaparates más lujosos del mundo, otro gran atractivo es contemplar las vistas de la Torre Eiffel desde la Plaza de l’Alma.

Visitar los mercados navideños de París

La decoración navideña no solo está en las calles de París, sino también en los Marchés de Nöel. Visitar un mercado navideño es una de las grandes atracciones en el mes de diciembre, ya que transitar por ellos nos lleva a descubrir olores y colores mágicos.

La tradición de los mercados de Navidad en París procede de Alsacia, donde son una gran atracción que cautiva cada año a miles de visitantes. Los mercados se componen de pequeñas cabañas donde se ofrecen todo tipo de productos a la venta, pero especialmente dulces y alimentos: crepes, castañas asadas, gofres y vino caliente. No faltan tampoco los puestos de regalos y objetos de decoración navideña o la presencia de Papa Noel.

Estos lugares comienzan a montarse a mediados de noviembre, en una fecha similar a la iluminación navideña, y se mantienen hasta pasado año nuevo. Hay lugares muy emblemáticos para disfrutar de ellos (Campos Elíseos, Notre Dame, Jardín de las Tullerías, Los Campos de Marte), pero quizás el más icónico es el mercado navideño del barrio de Montmartre, donde podrás encontrar productos artesanales llegados de todas las regiones de Francia.

Mercado de Navidad cerca de la Torre Eiffel
Mercado de Navidad en el Trocadero cerca de la Torre Eiffel

Patinar sobre hielo

Continuamos con actividades para disfrutar de la Navidad en París. Y ahora vamos con una que fusiona la actividad física con el encanto de las calles parisinas. Si eres un poco habilidoso y te gusta pasarlo bien, hay pocas fórmulas de entretenimiento más adecuadas que patinar sobre hielo.

Las pistas de hielo en París suelen ser de acceso libre, no hay que pagar por la entrada (pero ojo, no todas son así). En ellas solo tendrás que abonar el alquiler de los patines y el equipo. En algunas de estas instalaciones hay una zona reservada para niños, para que ellos disfruten con más seguridad.

El gran atractivo de estos espacios no es tanto patinar, sino la ubicación de muchas de ellas. Una de las más conocidas es la instalada en el Grand Palais, bajo una enorme cúpula de cristal. Aquí te sorprenderá la pista, pero también lo hará su transformación, ya que al caer la noche se convierte en una especie de discoteca con DJ y bolas estroboscópicas que invitan al baile.

Otro punto de la ciudad con pista de hielo son las Galerías Lafayette, donde profundizaremos más adelante. En ellas se observan unas vistas magníficas de la ópera y la Torre Eiffel. Y precisamente en este punto, en el monumento más conocido de París, también se instala una pequeña pista, en concreto en la primera planta.

Admirar las decoraciones de las Galerías Lafayette

Las Galerías Lafayette son uno de los centros comerciales más conocidos de París. Esta firma, que comenzó como una pequeña boutique de moda, se ha convertido en uno de los grandes almacenes de lujo más importantes de Europa.

Más allá de su función comercial, el edificio en el Boulevard Haussmann, toda una joya de la arquitectura art noveau, es una atracción turística en París que vive en los últimos días del año su gran momento.

Cada año, cuando se acercan las festividades, un imponente árbol de Navidad aparece bajo el impresionante domo de las galerías. El espectáculo se completa con escaparates temáticos donde la magia es la gran protagonista.

Con sus diez pisos, Galerías Lafayette es un paraíso para los amantes de las compras y el arte. Y también para quienes deseen acercarse hasta la gastronomía. Por otra parte, este gran centro comercial es uno de los mejores miradores de París, y para comprobarlo basta con ascender hasta su séptima planta y disfrutar gratuitamente de las vistas de algunos de los principales monumentos de la ciudad.

Galerías Lafayette con la iluminación navideña
Decoración navideña de las Galerías Lafayette de París

Visitar Disneyland París

Posiblemente, hablar de Navidad en París es hacerlo de Disneyland. Este gran complejo temático vive en los días finales del año su gran época. El centro ofrece paquetes diseñados para disfrutar de las fiestas entre personajes, atracciones, restaurantes y hasta alojamiento.

Porque sí, Disneyland es mucho más que un parque de atracciones temáticos, es todo un universo donde vivir toda la experiencia Disney. Una oportunidad única para descubrir toda la ilusión, magia y diversión que encierra esta factoría.

El parque cuenta con sus propios hoteles para acoger a centenares de huéspedes. Y en sus calles, los visitantes puedes contemplar otro majestuoso árbol de Navidad adornado con luces y regalos, desfiles especiales de personajes con motivos de Navidad e infinidad de tiendas para adquirir regalos y recuerdos.

Si la Navidad es ilusión, Disneyland París eleva esa sensación hasta cotas inimaginables. El complejo es uno de los lugares más visitados en la ciudad y sus alrededores en el mes de diciembre, y no es para menos, pues probablemente sea el enclave que más magia esconde.

Una visita a Versalles

Si le has cogido el gusto a desplazarte más allá de la ciudad, otra recomendación en Navidad es que planees una excursión hasta Versalles, pero eso sí, mejor si es con visita guiada. Este majestuoso palacio es uno de los puntos más visitados en todo París, y no es para menos.

Un guía profesional te narrará toda la historia de este lugar histórico. Versalles está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y fue residencia de la realeza entre los siglos XVII y XVIII. Allí vivieron los últimos monarcas del país antes que estallara la Revolución Francesa.

Un buen tour por Versalles te llevará a descubrir estancias tan conocidas como el Salón de los Espejos o descubrir sus jardines, que ocupan 800 hectáreas y están ricamente adornados con fuentes, estanques e infinidad de flores y arbustos. Este palacio, como también ocurre en otros puntos de la ciudad, cuenta con una completa agenda de conciertos y hasta un mercado navideño.

Hacer un free tour por Montmartre en Navidad

Esta es una de las actividades favoritas de todos los visitantes de París. Da igual la época del año, todo el mundo quiere conocer el famoso barrio de Montmartre.

El barrio en sí es un reclamo, por su estilo provinciano, sus calles pintorescas y sobre todo, por sus artistas. En navidad tiene mucho más encanto con las luces navideñas.

En el distrito XVIII de París te encontrarás el icónico Moulin Rouge y, coronando la cima de la colina de Montmartre, la impresionante Basílica del Sagrado Corazón.

Sólo con ver estos dos lugares ya habrá valido la pena tu visita al barrio bohemio de París. Y si añadimos historias insólitas, lugares llenos de encanto y anécdotas divertidas, no te quedará ninguna excuesa para no visitarlo.

Si te interesa conocer el barrio de los artistas de nuestra mano aquí 👇 tienes nuestro free tour por el Barrio de Montmartre 👇

Free tour Montmartre

Free tour Montmartre

Únete a nuestro free tour de Montmartre y pasea por calles escondidas y los lugares que Picasso, Renoir y Van Gogh convirtieron en obras maestras. El barrio más pintoresco de la ciudad del Sena, que a tantos artistas ha cautivado, se desmarca con una esencia provinciana propia y una inconfundible aura bohemia.

¡Quiero hacer este Tour!

Asistir a conciertos y espectáculos Navideños

Los amantes de la música también encuentran en París la ciudad perfecta para disfrutar de la Navidad. Varias salas de la capital, además de algunas iglesias, celebran diferentes conciertos de gran calidad.

Un ejemplo muy conocido es la agenda de la Maison de la Radio, que cada año organiza un calendario con las actuaciones de orquestas muy importantes del país incluidas la Orquesta Filarmónica y la Orchestre National de France.

La Maison de la Radio se localiza en el distrito XVI de París, cerca del Bosque de Bolonia, a unos tres kilómetros del Teatro de los Campos Elíseos. Allí, otro evento interesante que lugar en estas fechas es el espectáculo navideño ofrecido por Radio Classique.

Otros espacios para disfrutar de la música son la Iglesia de la Madeleine y la de Saint Germain de Pres. Una vez terminado el concierto en esta última, no pierdas la oportunidad de pasear por las calles del Barrio Latino para conocer el Panthéon y probar sus conocidos quesos.

Un paseo en barco por el Sena

Al final, la Navidad en París no es más que llevar hasta un grado máximo todo lo que puedes hacer en la ciudad durante el resto del año. Prepárate en estas fechas para encontrarte con unas calles repletas de turistas y gentes venidas de otros puntos del país, pues todos ellos quieren conocer los encantos de la capital.

Con esto queremos decir que la estrategia en la ciudad es clara, seguir haciendo de sus espacios más conocidos un punto de referencia para atraer visitantes. Si ya durante todo el año es muy romántico surcar el Sena de la mano de un pequeño crucero por el río, en Navidad esta sensación se multiplica. Y lo hace aún más durante Nochevieja.

En cualquier época del año hay posibilidades de contratar cruceros diurnos, nocturnos y hasta modalidades con cena incluida. Pero en la última noche del año hay varias empresas que organizan boat parties, que no son más que celebraciones para pasar la Nochevieja, el cotillón y un baile posterior que se alarga hasta bien entrada la noche.

En la noche que da la bienvenida al nuevo año puedes disfrutar de vistas del Museo del Louvre, la Torre Eiffel o la Catedral de Notre Dame, monumentos todos que se mantienen engalanados durante todo el periodo navideño.

Degustar los productos típicos navideños

Esta recomendación debe ir de la mano de la de los mercados navideños. A los ya citados de los Campos Elíseos, Notre Dame, Las Tullerías, Montmartre o Los Campos de Marte se suman otros como el del Ayuntamiento o el de La Defense, este último el más grande de la ciudad.

El atractivo en todos los mercados, más allá de disfrutar de sus luces, la aglomeración de gente y los espectáculos, otro de los grandes atractivos es probar los productos y dulces más típicos. El vino caliente especiado o Vin chaud es un imprescindible, al igual que el zumo de manzana caliente, el té y el chocolate. Las bebidas templadas son un gran acompañante para hacer frente al frío vespertino parisino.

En cuanto a la comida, todos estos espacios y muchos puestos callejeros, también confiterías, bombonerías y tiendas en general, aparecen productos como el tartifette, los escargots, crepes dulces y salados, castañas asadas y croissants.

Darte un buen festín navideño en un gran restaurante

Para finalizar, te proponemos un plan más tranquilo, pero no por ello menos ilusionante si quieres visitar París en Navidad. De esta ciudad se dice que es muy cara para los turistas, pero si sabes buscar bien puedes encontrar buenas oportunidades.

Y de eso justo va esta recomendación, que como la anterior tiene mucho que ver con la gastronomía. Ahora nos alejamos un poco del bullicio y las aglomeraciones que acumulan espacios como los Campos Elíseos o la Isla de la Cité para degustar de una buena comida.

En las Halles de París, cerca del Museo del Louvre, se encuentra el restaurante Le Poule Au Pot, que ofrece menús para Nocheviaje a 90 euros por persona. Este local destaca por la calidad de sus platos y por su decoración de principios del siglo XX.

Muy cerca de este restaurante se localiza Au Pied de Cochon, un conocido local parisino que permanece abierto las 24 horas del día y que ofrece propuestas interesantes a un precio que ronda los 50 euros por persona. Aquí son muy valorados los platos franceses típicos y la generosidad en las cantidades.

Nos alejamos del Louvre para dirigirnos hasta el Cementerio de Montparnasse. En sus inmediaciones encontramos Le Dôme Montparnasse, un restaurante que nos hace desplazarnos hasta los locos años 20 parisinos. Hace ahora un siglo, la ciudad era un hervidero de cultura y transformaciones sociales. Este local resume un poco esa experiencia a través de la comida, con suculentos platos que harían salivar a cualquier persona. Y todo ello a precios muy contenidos.

Para finalizar te invitamos a descubrir Bouillon Julien, uno de los restaurantes más bellos de París. Este espacio cuenta con una sala decorada al estilo Art Nouveau en la que Edith Piaf solía cenar con frecuencia. La genial artista parisina ocupaba la mesa 24 del restaurante.

Bouillon Julian fue construido en 1906 y, más allá de su servicio de carta, lo más destacable son sus paneles de cristal decorados con pavos reales de colores o la impresionante barra de caoba. Aquí lo único que te pedimos es que reserves con mucha antelación, pues su ticket medio por cena ronda entre los 40 y los 60 euros, un precio muy ajustado.

París en Navidad es más ciudad de la luz que nunca. Aunque las horas de sol en los días que rodean al solsticio de invierno son menos que en otros momentos del año, ese déficit lo cubren con creces las decenas de avenidas parisinas decoradas con motivos navideños. Navidad y París es sinónimo de diversión, felicidad, recuerdos y lugares con encanto, ¿a qué esperas para incluir este viaje en tu agenda?

foto del autor - Juan Manuel Garrido Jimeno

Juan Manuel Garrido Jimeno

Hola!

Soy Juan Manuel, guía turístico acreditado en París.

Me encanta compartir información, experiencias y anécdotas sobre París para que los viajeros se lo pasen bien durante la visita.

   

Te puede interesar también