Descubre el Barrio de Le Marais en París

  • Duración de hasta 2 horas y media
  • Valoraciones muy positivas
  • Guías
    Profesionales
  • Tours
    a diario
  • Completamente en español
Así es como hacemos nuestros tours

El barrio de Le Marais de París está localizado entre los distritos III y IV de la ciudad. Presume de ser una de las áreas más cosmopolitas en toda Europa y además alberga una fuerte presencia del colectivo LGTBI desde los años 80. Otra curiosidad de esta zona parisina es que en ella reside una comunidad judía muy amplia. Quédate con nosotros para descubrir qué ver en Le Marais y algunas curiosidades históricas y divertidas sobre este barrio.

Antes de comenzar, es importante señalar que Le Marais recibe ese nombre de esa misma palabra, que significa marisma o pantano. Y es que en el siglo XII toda la zona estaba ocupada por una masa de agua. Hoy día, este barrio histórico es uno de los más concurridos de la capital tanto por su ambiente festivo como por su riqueza monumental.

Los orígenes del barrio de Le Marais

El origen de Le Marais hay que buscarlo en el siglo XIII, cuando los templarios se asentaron en París en la zona pantanosa de la ciudad. Fueron los primeros habitantes de este barrio e incluso plantaron huertos y cultivos agrícolas.

De esta época data la Torre del Temple, que fue una fortaleza medieval situada entre los distritos III y IV, la localización actual de Le Marais. La torre sirvió como prisión de Jacques de Molay, el último Gran Maestre de los Templarios. Finalmente, el Temple fue demolido en el siglo XIX, en tiempos de Napoleón, pero su construcción supuso el inicio de la vida para el barrio.

Hoy en día, Le Marais forma un triángulo que alberga la Plaza de la Bastilla, la de la República y el Hotel de Ville (el ayuntamiento de París). Además, muchas de sus mansiones que fueron construidas en los siglos XVI y XVII han pasado a ser renombrados museos de la ciudad, como el Museo Picasso, la casa de Víctor Huego, el Museo Carnavalet o el Museo Cognacq-Jay.

Estas mansiones privadas son muy identificables gracias a sus piedras talladas en blanco y esculpidas y a sus amplios porches, que estaban diseñados para permitir el paso de los carruajes. El Hotel Soubise y el Hotel de Sully son dos edificios de esta época que también deberás sumar a tu lista si te animas a visitar este barrio.

El barrio con más cultura de la capital

Hemos mencionado, aunque de pasada, los museos Carnavalet, el de Cognacq-Jay y el Museo Picasso, pero ahí no acaba el legado cultural de Le Marais. De hecho, casi ninguno de estos es tan conocido como el Centro Pompidou.

Este espacio es mundialmente conocido por su curiosa estructura monumental a la que se suma una curiosa arquitectura con grandes tuberías muy coloridas. Pompidou reúne la mayor colección de arte francés moderno y contemporáneo.

Lo curioso de Le Marais es que sus grandes museos hacen un repaso por todo el legado artístico tanto de París como Francia, ya que el Museo Carnavalet agrupa piezas que recuerdan a la Revolución Francesa, el Museo Picasso agrupa algunas de las mejores obras del pintor malagueño y el de Cognacq-Jay permite a los visitantes adentrarse en el París de la Ilustración.

Junto con toda esta oferta, los visitantes y aficionados al arte también podrán descubrir galerías muy famosas en la ciudad como Galerie Perrotin, Thaddaeus Ropac, Eric Dupont, Karsten Greve o Daniel Templon.

Un paraíso para las compras

Le Marais también se ha asentado como una de las zonas comerciales más importantes de la ciudad. El barrio siente tal pasión por el shopping que sus tiendas abren incluso los fines de semana, algo que no es tan popular en el resto de París.

Además, como es una zona de la ciudad que alberga una importante población judía, para ellos el domingo no es festivo. En Le Marais podemos comprar productos frescos en el Marché des Enfants Rouges, que es el mercado de comida más antiguo de la ciudad.

Y junto a esto, te recomendamos irte de compras en sus principales arterias comerciales: la Rue des Francs-Bourgeois y la Rue du Temple. Estas dos calles y la Rue des Rosiers, la Rue Charlot y la Rue des Archives concentran la mayoría de grandes tiendas.

Muchas de estas calles son peatonales, y lo más interesante de ellas es que a su alrededor aparecen pequeños callejones sin salidas que también albergan pequeños comercios. En todo el barrio puedes encontrar tiendas para todos los gustos, desde ropa a antigüedades pasando por perfumes y ambientadores, muebles, artículos de decoración y hasta cuadernos y láminas.

En Le Marais también hay hueco para centros comerciales. Un ejemplo es el Bazar de l’Hotel de Ville (más conocido como BHV), localizado en la Rue de Rivoli, unos grandes almacenes donde encontrarás todo tipo de tiendas sin necesidad de desplazarte de una gran avenida a otra. Ya para finalizar te invitamos a acercarte hasta La Maison Plisson (en el Boulecard Beaumarchais), una tienda mercado donde venden todo tipo de productos franceses tipo gourmet.

El ocio nocturno en Le Marais

Le Marais, Bastille y Haut Marais son barrios parisinos donde la diversión está dirigida especialmente al público más joven. A su vez, la zona de la Rue de Roquette alberga a muchos turistas fascinados por la completa oferta de ocio.

Esta parte de la ciudad concentra numerosos bares de cócteles que se caracterizan por las luces tenues, un ambiente muy anglosajón, una música tranquila que invita al disfrute relajado y camareros muy talentosos.

La Candelaria, Le Progrès, el Café Charlot, el Carreau du Remple o el Café Rouge son locales muy recomendables, así como La Perle, en Rue Vielle-du-Temple, al que suelen acudir muchos famosos franceses. Este bar era un antiguo local de apuestas de carreras de caballos. Actualmente seduce tanto a hipsters como a miembros de la comunidad LGTB.

Qué visitar en el Barrio de Le Marais

Tras conocer la historia del barrio, su vinculación al mundo de la cultura y el arte, las posibilidades que ofrece para las compras y dónde divertirse en sus calles, queremos poner el foco en los lugares que debes visitar de manera obligada, aquellos edificios, jardines y plazas que han hecho de Le Marais una zona tan especial para París.

El primer rincón a destacar es la Place des Vosges. Es la más antigua de París, ya que su construcción data del siglo XVII, en concreto del año 1612. Les Vosges es una plaza cuadrada de 140 metros por 140 metros rodeada de 36 pabellones unidos por galerías con arcadas repletas de cafés y tiendas. En su origen se denomino Plaza Real, pero en 1800 cambió su nombre a Les Vosges, en honor al departamento homónimo que financio al ejército revolucionario.

En esta plaza se encuentra la Casa de Víctor Hugo, que actualmente funciona como museo del genial autor y cuya visita es completamente gratuita. Pasear por los jardines de Les Vosges, tomar un picnic en la plaza y conocer un poco más a Víctor Hugo es un plan que solo puedes hacer en el barrio de Le Marais.

A apenas 500 metros de la plaza de Vosges, en dirección al río Sena, descubrirás la Iglesia de Saint Paul y Saint Louis, que fue construida también en el siglo XVII. Este templo está inspirado en la iglesia del Gesu de Roma, por lo que luce un espectacular estilo barroco. Durante un tiempo, Saint Paul sirvió como Templo de la Razón, en el siglo XIX, momento en el que muchas de sus obras de arte fueron robadas. Sin embargo, una de las que sí se mantiene es un Cristo de Delacroix en el Huerto de los Olivos, muy cerca de la entrada.

Recuperando la tradición museística del barrio, ya hemos hablado de Pompidou, el Museo Picasso o el Museo Carnavalet, pero como esta zona de la ciudad guarda tanta vinculación con el pueblo judío, no había mejor espacio en París que Le Marais para albergar el Museo de Arte e Historia del Judaísmo.

Este edificio ocupa lo que en su momento fue el Hotel de Saint Aignan y está rodeado de un muro que sigue el trazado de las antiguas murallas de París. Junto al museo aparece una zona verde de la que parte recibe el nombre de Jardín Anna Frank. Este espacio amable y donde se respira aire fresco está concebido precisamente para eso, para dotar de mayor calidad de vida a los residentes en una zona con una elevada densidad de población.

Los jardines escondidos de Le Marais

Le Marais es una zona muy urbanizada, con todo un entramado de calles y avenidas que, en ocasiones, puede resultar agobiante por la falta de espacios verdes. Por suerte, Les Vosges, el Jardín de Anna Frank y otros espacios pequeños y amables rebajan toda esta tensión urbanística.

Con este objetivo, el de hacer más agradable la vida a los parisinos, Le Marais ofrece una red de jardines secretos y ocultos por el barrio que son desconocidos para buena parte de los turistas. Hace unos años, el propio ayuntamiento de París inició un plan de ajardinamiento para adecentar todas estas zonas. En el barrio anunció la plantación de más de 20.000 árboles, y en toda la ciudad se propuso crear un total de 30 hectáreas de espacios verdes.

Entre esos lugares en Le Marais que puedes visitar a día de hoy destacan el Jardín del Hotel de Coulanges, el Hotel d’Albert, el Jardín del Hotel Sully y el Jardín des Rosiers. Todas estas áreas están abiertas al público entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde.

El barrio de Le Marais en París alberga historia, cultura, arte, tradición, compras y vida nocturna. Un área de la ciudad que durante la Revolución Francesa fue el hogar de las clases altas y la aristocracia y que, con el paso del tiempo, se ha convertido en todo un referente para la moda, la comunidad judía y el colectivo LGTB.

foto del autor - Juan Manuel Garrido Jimeno

Juan Manuel Garrido Jimeno

Hola!

Soy Juan Manuel, guía turístico acreditado en París.

Me encanta compartir información, experiencias y anécdotas sobre París para que los viajeros se lo pasen bien durante la visita.

   

Te puede interesar también